BRUNCHEAR: El circuito virtuoso del brunch

#BrunchearMas
SEGUIR @Brunchearmas

Por Nicolás Artusi
@sommelierdecafe
///

Argentina tendrá su primer circuito gastronómico del brunch: del 1º al 22 de septiembre, en más de treinta restaurantes.

Al principio, el dilema estaba entre la primera y la última de las cinco vocales: “Brunch se escribe con u aunque se pronuncia con a”, decíamos en los inicios del programa radial que colonizó el horario incierto del domingo, en esa frontera entre la mañana y la tarde. No hizo falta mucho más: con tanta insistencia sintáctica, enseguida se supo que brunch (la palabra) es el acrónimo de breakfast y lunch o la suma virtuosa del desayuno con el almuerzo.

¿Quién no disfruta del pastiche, ése que nos anima a mezclar café con espumante o a combinar un huevo revuelto con una porción de budín? En aquel entonces, el brunch como menú estaba ganando las calles y salía por primera vez de los hoteles, el ámbito natural en que había nacido y crecido. Una década más tarde, Buenos Aires, una ciudad cosmopolita que siempre anhela estar en sintonía con las grandes capitales del mundo, tiene su primer circuito de brunch: Brunchear. Desde el 1º hasta el 22 de septiembre, un seleccionado de más de treinta restaurantes porteños donde se va a ofrecer un menú exclusivo, con descuentos y promociones. Y lo más importante, para mí: el desayuno-almuerzo se servirá de lunes a lunes, lo cual será lo más parecido a engañar al calendario. ¿Por qué no brunchear un jueves? ¿Por qué no ir al cine un martes después del trabajo o a correr un miércoles en la pausa del almuerzo?

Hace diez años, cuando empezamos con el programa Brunch en Metro 95.1, cada domingo yo terminaba con la misma sensación: quería ganarle al almanaque para que fuera domingo otra vez y la mesa radial volviera a estar servida. Ya pasaron más de quinientos domingos y la magia está intacta. Por eso, no hay mejor momento que éste para hacer del brunch un circuito virtuoso: como las frutas típicas de un desayuno, está en la maduración justa; y como el mejor vino de un almuerzo, sutilmente añejado.

Brunchear | Copyright 2020 | Todos los derechos reservados