Green Bamboo, un viaje al sudeste asiático

#BrunchearMas
SEGUIR @Brunchearmas

No hace falta volar para llegar a Asia. En el corazón de Palermo, Green Bamboo propone una exquisita variedad de platos exóticos, que te llevarán a descubrir el paladar vietnamita.

A 20 años de haber comenzado esta aventura culinaria, su precursor y dueño, Darío Muhafara nos  invitó, con su cocina vietnamita, a pasar por una auténtica experiencia culinaria. Apenas entramos en el local ubicado en la esquina de Carranza y Costa Rica-, y siendo recibidos por el gran «Lucky Cat» en la puerta, nos sentimos sumergidos en un nuevo viaje.

Los colores negros, dorados, verdes y rojos; y el aroma particular que viene de la cocina; sumado a las estatuillas de Buda y de dragones -que parecen multiplicarse a través de los espejos-, se mezclan entre los sabores peculiares y deliciosos, invitándonos a formar parte aunque sea un rato- de la cultura asiática.

Muhafara nos cuenta que, además del delicado trabajo que hacen en la cocina, se pone real énfasis al momento de llevar los sabores a la mesa; reflejando el mismo modo en que lo hacen en Vietnam: con plato en el centro para compartir entre familia o grupo de amigos.

«Todos nuestros platos tienen su toque especial y único. Pero uno de los que más atiende este concepto vietnamita de comer, es el curry, que se sirve acompañado de aproximadamente 6 raciones pequeñas para compartir», revela.

La encargada de dar ese «toque especial» a los platos, es la Chef Malvina Gehle, quien comenzó su carrera siendo pastelera y, luego de trabajar con cocina caribeña en esa misma región y fusionarla con la comida asiática; se enamoró de la cocina vietnamita y, desde hace casi 20 años, está al frente de la cocina del restaurant.

«La importancia de la cocina no es la especialidad, sino el amor que le agregues al trabajo en los fogones, la paciencia, constancia y compromiso que tengas con lo que estás haciendo. Cuando uno hace algo con pasión, eso se nota en el resultado, porque está directamente relacionado con la esencia que tenemos dentro; es una sinergia perfecta. Para mí­ la cocina es amor», nos confiesa Gehle.

Lo cierto, es que Green Bamboo no para de atraer comensales; y no sólo por su propuesta de platos de cocina callejera y menú para el mediodí­a; el BRUNCH es otro de los protagonistas principales de cada día.

Desde hace un año que se lanzó esta propuesta, no sólo por ser la útima tendencia en los locales gastronómicos, y por la necesidad de sumarse con un referente asiático, sino  -y principalmente-, porque se adapta por completo a la cultura y manera de comer que tienen en Vietnam.

El menú brunchero, que es para compartir, incluye PLATO PRINCIPAL + 7 ACOMPAÑ‘AMIENTOS + 2 BEBIDAS.

Entre los principales, pueden elegirse el Tau Hu Nhoi Mam, tofu relleno con hongos con salsa de tomate y jengibre y arroz o las Suom Ram Man, unas ribs de cerdo caramelizadas en 5 especias, con verdes, hierbas viet y arroz, el Banh Mi Chao, un sándwich callejero que pude degustando recorriendo la ciudad de Hanoi, relleno de cha, un fiabre casero vietnamita, paté, huevo frito, chorizo, pepino, tomate, hierbas y salsa picante, entre otros.

Los acompañamientos, se sirven en diferentes cazuelas. A la hora de elegir, puede hacerse entre: croquetas de mandioca; langostinos rebozados en panko con una mayonesa secreta de la casa, sopa de arroz y cerdo, galletas de arroz mochi y algodón de cerdo, omelette de huevo y hongos, chips de mandioca frita; y chauchas y boc choi con salsa de ostras y maní­ con echalotte.

Té frí­o, limonada viet, cerveza o copa de vino; están dentro de los «Top Five», al momento de decidir la bebida.

Y, para aquellos – que les pasa como a nosotros- y necesitan cerrar el brunch con algo dulce, les recomendamos hacerlo con  Rainbow Sago, perlas de tapioca con frutas frescas y leche de coco y Dua Sua Dua, un flan de coco y leche condensada.

Así­ seguimos atravesando esta aventura de sabores exóticos y deliciosos, y antes que «Lucky Cat» se quiera ir a dormir, los invitamos a hacerse un viajecito al Vietnam de Palermo; donde no hace falta llevar valijas, sino un paladar preparado para disfrutar.

Brunchear | Copyright 2020 | Todos los derechos reservados